Historia de las tragaperras (parte 1)

Las tragaperras es uno de los juegos más populares de toda la historia. Sin embargo, pocos conocen sus orígenes.

Origen de las tragaperras

En los Estados Unidos durante la conocida como Fiebre del Oro, la gran cantidad de personas que llegaban al Oeste, generaron una marcada cultura del juego. Así, que la profusión de casinos era cada vez mayor, dado que la ambición por este metal preciado, movía a su alrededor toda una industria. Aunque ya existía la ruleta y el blackjack, la tragaperras haría su aparición a finales de la década de los noventa del siglo XIX.

Invención de la slot machine

En 1895, Charles Fey, un ingeniero de origen alemán, que se desempeñaba como mecánico de coches en San Francisco, desarrolló la idea de una máquina de azar que entregara premios a los jugadores que introdujeran monedas. De esta manera, basándose en un modelo neoyorkino, ideó su slot machine, que consistía en tres tambores que al hacer giros, se detenía con unas pestañas y entregaba un premio de 50 centavos. Esta sería la primera máquina tragaperras de la historia, que llegó a imponerse sobre los tradicionales juegos de casino como blackjack, dados y ruleta.

La primera tragaperras Liberty Bell y el siglo XX

Luego de su invención, la tragaperras de Fey, fue bautizada como Liberty Bell, dado que dentro de los símbolos del prototipo de la máquina, estaba la campana de la Independencia, o campana de la Libertad. Pronto, la máquina tragaperras de Fey se convertiría en un verdadero éxito, lo que haría que surgieran copias burdas y réplicas. A comenzar el siglo XX, todos los grandes casinos tenían dentro de sus máquinas una tragaperras, lo que traía a grandes cantidades de apostadores que hacían correr los dólares.

 

MEJORES BONOS




CASINO DEL MES

BLACKJACK EN VIVO

Blog